Header

Aquellos usuarios que deseen navegar de forma más segura y privada, aún si eso significa perder un poco de rendimiento o comodidad, tienen varias herramientas a su disposición. Una de las más populares, y por qué no mediáticas, es el paquete Tor, que a través de una versión especial de Firefox y varios módulos preconfigurados nos permite «enmascarar» nuestra ubicación real. Sin embargo, también existen soluciones avanzadas que alcanzan a todo el sistema operativo, y uno de los primeros nombres en la lista, es Tails.

Admito que no es la primera vez que hablamos sobre Tails. Su visita previa fue en septiembre de 2012, pero con esos (casi) cuatro años de diferencia podríamos decir que estamos ante dos sistemas operativos completamente diferentes. De todos modos, la esencia sigue siendo la misma: Tails es una distro Linux cuyo objetivo es brindar al usuario un entorno mucho más seguro y privado al momento de navegar por Internet. Existen aplicaciones que debido a sus mecanismos internos de actualización y otros recursos similares pueden «delatar» al usuario aún si esa no es su intención, pero además de tomar esos detalles en cuenta, Tails hace un gran trabajo funcionando como Live DVD, Live USB, o desde una tarjeta de memoria, reduciendo notablemente su huella digital sobre el ordenador.